Patatas a la importancia

Huevos cocidos y patatas, todo rebozado y frito y cocinado con un suculento sofrito de ajo, cebolla, perejil, vino, caldo, laurel y azafrán. ¡Espectacular!

Receta de patatas a la importancia

Ingredientes para preparar patatas a la importancia

  • 3 o 4 patatas
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pastilla de caldo concentrado
  • 1 vaso de vino blanco
  • 4 huevos
  • 1 hoja de laurel
  • Harina
  • Azafrán o colorante amarillo
  • Perejil fresco
  • Sal
  • Agua

¿Cómo preparar patatas a la importancia?

  • Lo primero de todo, es poner un cazo con agua al fuego y cocer dos huevos durante unos 10 o 12 minutos, de esta manera se cocerán pero no se pasarán (si se pasan los huevos cocidos, son indigestos). Una vez cocidos, los enfriaremos un poco pasándolos a un bol con agua fría, los pelaremos y los cortaremos por la mitad. Reservamos.
  • Aparte, pelamos y cortamos las patatas en rodajas de 1 centímetro de grosor como máximo y las reservamos en un bol cubiertas de agua para que no se oxiden.
  • En un plato, ponemos unas cucharadas de harina y en otro, batimos los otros 2 huevos. Además, echamos abundante aceite en una sartén y lo ponemos al fuego.
  • Ahora que lo tenemos todo listo, rebozamos cada una de las rodajas de patata (ya escurridas), pasándolas por harina y por huevo y reservamos en una fuente.
  • Cuando el aceite esté caliente, vamos añadiendo las patatas por tandas y las vamos friendo a fuego lento, para que se hagan por dentro y no se queme el rebozado.
  • Una vez fritas, las colocamos sobre papel absorbente y a continuación, las echamos en la cazuela donde vamos a terminar su preparación. Reservamos.
  • A continuación, rebozamos los huevos de la misma forma que hicimos con las patatas y en el mismo aceite, los freímos. Se harán muy rápido, porque en esta ocasión sólo queremos que se fría el rebozado, por lo que se puede hacer a fuego más alto. Sacamos a un plato con papel absorbente, dejamos que elimine el aceite sobrante y con mucho cuidado, los pasamos a la cazuela donde tenemos las patatas.
  • Pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Limpiamos la cebolla y la cortamos muy finita. Retiramos bastante aceite de la sartén donde hemos frito las patatas y los huevos (si lo prefieres, lo puedes colar todo y luego sólo poner una parte en la sartén) y pochamos la cebolla, y el ajo con un poco de perejil.
  • Lo dejamos a fuego lento unos 5 minutos y, a continuación, incorporamos una cucharadita de harina, removemos todo y lo añadimos a la cazuela con las patatas y los huevos. Agregamos un vaso de agua, otro de vino, la pastilla de caldo, la hoja de laurel y el azafrán.
  • Llevamos la cazuela al fuego y dejamos que cueza a fuego lento unos 25 minutos.
  • Pasado ese tiempo, ya podemos llevar nuestras patatas a la importancia a la mesa. Estoy seguro que os gustarán.
  • Foto y fuente: Ole tus fogones